Vídeo noticias de Asturias Verde 

Javier Fernández, espresión de provincianismo ya incompetencia
Dedicó más de la metá del so mensaxe de fin d’año a la política estatal y el restu a una Asturies imaxinaria na qu’ensiquiera creye.
2-Enero-2016 Artículo de opinión de Arturu X. Bermeyu. Andecha Astur

Col so ritual discursu de fin d’añu, el presidente del “Principado” algamó, nesta ocasión, la so másima espresión de provincianismu ya incompetencia. Non solo dedicó la metá de la so intervención a defender la postura del so partíu políticu respeutu al modelu d’Estáu, con un discursu provincianu que devasa les sos probes funciones comu presidente d’una istitución desllexitimada, impuesta dende Madrid y valera de poder políticu, sinón que lo fai cola pretensión de representar -de dalguna mena- a esi mesmu Estáu, evitando un analís mínimamente oxetivu de la rialidá asturiana pa plantegar la nuesa situación política como si d’un barriu de Madrid se tratare.

Quien atropa fracasu tres fracasu na política asturiana, sumisu y servil énte les contines agresiones del Estáu español a Asturies, precisamente agora qu’acaba confirmase que nos postreros años somos la comunidá del Estáu más perxudicada económicamente demientres la cris, ye incapaz de consiguir aprebar unos miserables presupuestos que tien de prorrogar.

Con una problemática medioambiental fora de control, que fía a la lluvia’l control de la calidá del aire y l’estinción d’incendios, en plenu procesu de privatización tapecía de la sanidá y la educación, con una situación de precariedá social inaceptable, con decenes de miles d’asturianos obligaos a emigrar añu tres d’añu; atrévese a falar del “fortalecimientu de la nuesa sanidá, de la nuesa educación y de los nuesos servicios sociales” nun exerciciu d’hipocresía y fabulación namás igualable a la so predecesor Areces. Pero’l cientru del so discursu, lo único que bramente-y interesa ye lo que pasa en Madrid y la descontrolada situación del partíu al que pertenez.

Na difícil xera de superar a los sos predecesores na presidencia d’esa istitución qu’a los asturianos enxamás nun se mos dexó votar, Javier Fernández, conocíu comu “el mudu” polos sos vergoñosos silencios cuando de defender los intereses de los asturianos se trata, destaca pol so provincianismu servil, siempres faciendo méritos pa ser teníu en cuenta nel “selectu” clú de los barones del PSOE.

Javier Fernández humíldase y humilda a tol pueblu asturianu, y ca intervención de so marca la necesidá perentoria de que los asturianos asumamos definitivamente’l protagonismu de la nuesa mesma hestoria, compromisu políticu nel qu’Andecha Astur perafitase nesti entamu del 2016, dimpuestos a trabayar social y políticamente por un futuru de xusticia social y democracia qu’agora mesmu tan robándomos.

- Castellano -

Javier Fernández, expresión de provincianismo e incompetencia

Dedicó más de la mitad de su mensaje de fin de año a la política estatal y el resto a una Asturies imaginaria en la que ni siquiera cree.

Con su ritual discurso de fin de año, el presidente del “Principado” ha alcanzado, en esta ocasión, su máxima expresión de provincianismo e incompetencia. No solo ha dedicado la mitad de su intervención a defender la postura de su partido político respecto al modelo de Estado, con un discurso provinciano que sobrepasa sus pobres funciones como presidente de una institución desligitimada, impuesta desde Madrid y carente de poder político, sino que lo hace con la pretensión de representar -de alguna manera- a ese mismo Estado, evitando un análisis mínimamente objetivo de la realidad asturiana para plantear nuestra situación política como si de un barrio de Madrid se tratara.

Quien acumula fracaso tras fracaso en la política asturiana, sumiso y servil ante las continuas agresiones del Estado español a Asturies, precisamente ahora que se acaba de confirmar que en los últimos años somos la comunidad del Estado más perjudicada económicamente durante la crisis, es incapaz de conseguir aprobar unos miserables presupuestos que tiene que prorrogar.

Con una problemática medioambiental fuera de control, que fía a la lluvia el control de la calidad del aire y la extinción de incendios, en pleno proceso de privatización encubierta de la sanidad y la educación, con una situación de precariedad social inaceptable, con decenas de miles de asturianos obligados a emigrar año tras año; se atreve a hablar del “fortalecimiento de nuestra sanidad, de nuestra educación y de nuestros servicios sociales” en un ejercicio de hipocresía y fabulación solo igualable a su predecesor Areces.

Pero el centro de su discurso, lo único que realmente le interesa es lo que pasa en Madrid y la descontrolada situación del partido al que pertenece.

En la difícil tarea de superar a sus predecesores en la presidencia de esa institución que a los asturianos nunca se nos permitió votar, Javier Fernández, conocido como “el mudu” por sus vergonzosos silencios cuando de defender los intereses de los asturianos se trata, destaca por su provincianismo servil, siempre haciendo méritos para ser tenido en cuenta en el “selecto” club de los barones del PSOE.

Javier Fernández se humilla y humilla a todo el pueblo asturiano, y cada intervención suya marca la necesidad perentoria de que los asturianos asumamos definitivamente el protagonismo de nuestra propia historia, compromiso político en el que Andecha Astur se reafirma en esta inicio del 2016, dispuestos a trabajar social y políticamente por un futuro de justicia social y democracia que ahora mismo nos están robando.

Arturu X. Bermeyu - Andecha Astur


Artículos y temas relacionados

Sección noticias de Asturias

AsturiasVerde.com
Obra bajo una licencia de Creative Commons. Más datos en el vínculo de la licencia. Política de Cookies
Editor:
Antonio R. Dosantos. Contacto: C/ Carlos Albo 24 - 4ºB. 33430/Candás, Asturias. Tlf. 619538534.
redaccion@asturiasverde.com